Bachillerato Popular IMPA

impa

Línea de tiempo/archivo <
Adhesiones <

Dirección: Querandíes 4290 – CABA
Teléfono: 4981-3730 int. 115
Mail: bchimpa@hotmail.com


Proyecto Social Educativo

El Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos IMPA es una propuesta educativa dirigida a estudiantes a partir de 16 años y sin límite de edad, con una duración de tres años y con la facultad de otorgar títulos de nivel medio, equivalentes a la educación secundaria. La especialización del bachillerato es en Cooperativismo, siendo ésta una de las asignaturas que recorre cada uno de los años de esta propuesta curricular. Tanto la inscripción como la cursada son absolutamente gratuitas.

El Bachillerato fue creado por la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP, actualmente reconfigurada como CEIP Histórica) e inició sus actividades en marzo del 2004 en la empresa recuperada IMPA, como resultado de la articulación con el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, y en consonancia con el proyecto político de la empresa recuperada IMPA, primera experiencia argentina de recuperación de empresas. El proyecto es el resultado de iniciativas de trabajo autogestivo que aspiran a la construcción de poder popular, con un objetivo netamente político y emancipador: que los sujetos históricamente oprimidos se vuelvan agentes del cambio social, a partir de la desnaturalización de las relaciones de desigualdad en la que se encuentran insertos. Abrir las puertas de la fábrica al barrio, para ir a la escuela, fue un primer paso en la construcción de una hegemonía popular.

Nuestro propósito es crear un espacio escolar conforme a los principios formativos de la Educación Popular, entendiendo a la escuela como organización social, y en relación dialéctica con otras organizaciones sociales del campo popular. Es a partir de esta articulación, que aparece como principio insoslayable de este proyecto, que la experiencia de los bachilleratos populares y del Bachillerato IMPA en particular cobra sentido. Que los estudiantes y docentes formen parte de un ámbito social cooperativo, crítico y autogestivo.

La cursada de las materias se desarrolla de lunes a jueves por la tarde, a partir de las 12.40 hs y hasta las 17.50 hs. Los días viernes se destinan al desarrollo de diversas actividades, como clases de apoyo y el dictado de equivalencias o previas. Los estudiantes que han perdido la regularidad en alguna materia cursan los días viernes para recuperar el trabajo que no han podido hacer en las clases regulares. Esta modalidad de cursada, como otras estrategias que se hacen carne todos los días en nuestras aulas,  parten de la convicción de pensar la escuela a partir de la especificidad del sujeto al que va destinada la propuesta  y dar cuenta de las múltiples realidades de cursada de nuestros estudiantes.

Privilegiamos el trabajo en clase, porque entendemos que el aprendizaje es un hecho social que se produce en el encuentro entre el docente, el estudiante y el grupo de pares. Del seguimiento del trabajo cotidiano en el aula, de las producciones 2009 - graduados 2009individuales y colectivas, de los debates en cada clase, surgen aprendizajes duraderos y transformadores. En una búsqueda por demostrar que no existen los discursos unívocos, trabajamos con equipos docentes. Teniendo en cuenta las diversas complejidades que atraviesan a los sujetos de la educación de jóvenes y adultos, los materiales de trabajo, elaborados por el colectivo de educadores, se compilan en módulos que les permiten seguir vinculados con la escuela cuando se ven obligados a suspender temporariamente la cursada.

Además del bachillerato popular, contamos con una primaria de adultos que funciona tres veces a la semana. La duración del trayecto depende de los saberes previos de cada estudiante, dado que la propuesta es personalizada. Es posible cursar en simultáneo la primaria de adultos y el primer año del bachillerato.

Poder reflexionar sobre nuestra praxis pedagógica y política para hacer realidad una escuela pública popular es parte fundamental del trabajo que como trabajadores de la educación popular decidimos darnos, con mayor profundidad en los últimos años, con el rigor intelectual que los cambios en el sujeto estudiante nos demandan y nuestra convicción militante nos exige.

FacebookTwitterWhatsAppCompartir