Profesorado de Educación Popular en Historia

Universidad de los Trabajadores IMPA
Dirección: Rawson 106, Almagro.
Teléfono: 4981-3730 int. 115
Mail: profesoradohistoriaimpa@gmail.com

 

El profesorado nace al calor de la lucha social, en una fábrica recuperada por sus trabajadores en el año 1998, la metalúrgica IMPA (Industria Metal Plástica Argentina), y es llevado adelante por la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares Histórica (CEIPH).

En este proceso de organización y lucha contrahegemónica, la Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares Histórica (CEIPH) construye en forma autogestiva una propuesta educativa alternativa, el bachillerato popular de jóvenes y adultos y los profesorados populares.

El profesorado popular de historia de la Universidad de los Trabajadores nace con el objetivo de abrir un debate en la educación pública. El modelo educativo argentino está en crisis, la “deserción” escolar, como nos decía Paulo Freire en realidad es expulsión. Cada vez son más las y los jóvenes que no pueden terminar sus estudios secundarios. Se necesitan profesoras y profesores, educadoras y educadores populares, que puedan dar el debate del tipo de educación que nuestro pueblo necesita: el modelo de educación pública y popular.

Por eso nos proponemos formar educadoras y educadores populares desde las prácticas de la propia educación popular y guiados por la pedagogía para la liberación de Paulo Freire: “La pedagogía del oprimido, que no puede ser elaborada por los opresores, es un instrumento para este descubrimiento crítico: el de los oprimidos por sí mismos y el de los opresores por los oprimidos, como manifestación de la deshumanización”[1]. En ese contexto nos sabemos herederos de una tradición en la construcción de Universidades Populares, de las que el movimiento obrero y el movimiento campesino han dado testimonio a lo largo del siglo XX en Nuestra América.

Lo central será desarrollar el pensamiento crítico en las y los estudiantes, comprendiendo que “la escuela es también un espacio de organización política de las clases populares”[2].Por lo tanto no se entenderá la historia si no es desde su rol en la transformación de las sociedades, el/la profesor/a investigador/a de historia será sujeto activo en la construcción de la sociedad del mañana. Por ello, además de una pedagogía que discute con el modelo bancario reinante,  se profundizará en las distintas corrientes historiográficas, muchas de ellas silenciadas y olvidadas por la historiografía dominante, al servicio del modelo económico y político. Al decir de Hernandez Arregui: “Justamente con el pretexto de una historia erudita se nos dio una historia neutral en el tono, infame en su intención y cuyo efecto anestesiante vastos grupos sociales aún padecen”[3].

En el camino de la deconstrucción de los relatos históricos hegemónicos u oficiales se apelará a la memoria popular, a la reivindicación de la historia de las y los de abajo: las clases subalternas y los movimientos sociales, es decir, los sujetos históricos colectivos.

Por todo eso, la propuesta curricular está orientada por los siguientes ejes:

  • Educación popular.
  • Historia argentina y de Nuestra América
  • Producción y divulgación histórica.

El profesorado contempla una cursada en el turno vespertino de lunes a viernes, flexible acorde a la realidad de las y los estudiantes trabajadorxs .

 

[1]    Freire, Paulo (2002), Pedagogía del oprimido, Buenos Aires: Siglo XXI.

[2]    Freire, Paulo (1997), La educacación en la ciudad, México: Siglo XXI.

[3]    Hernández Arregui, Juan José, La formación de la conciencia nacional (1930-1960), Buenos Aires: Ediciones Hachea.

FacebookTwitterWhatsAppCompartir